Por qué merece la pena elegir semillas autoflorecientes?


Las semillas autoflorecientes son adecuadas tanto para el cultivo al aire libre, como para el cultivo en interiores e invernaderos. Las plantas se caracterizan por su alta resistencia a las enfermedades provocadas por el moho y los hongos. Su crecimiento es muy sencillo, por lo que son recomendables para aquellos que estén dando sus primeros pasos en el cultivo de cannabis. En el caso de los cultivos al aire libre, es posible obtener dos o más cosechas durante el verano, mientras que en interiores y con luz artificial, el cáñamo madura en unas 10 semanas. Nuestras semillas autoflorecientes están también feminizadas, así que los cultivadores no tienen el problema de tener que eliminar ellos mismos las plantas macho. El cannabis que crece en este tipo de semillas florece y da ricos cogollos incluso sin una luz muy intensa – aunque, por supuesto, cabe recordar que a mayor luz, mejor es el resultado del cultivo.



Resistencia excepcional


Las variedades autoflorecientes seleccionadas por SpanishSeed se caracterizan por una alta concentración de cannabinoides y una gran resistencia a la llamada contaminación lumínica, a la que el cannabis es generalmente muy sensible. Esta contaminación (por ejemplo, exponer las plantas a cualquier tipo de luz durante el período en el que deberían estar en la oscuridad), desajusta su reloj interno y afecta negativamente al inicio de la vegetación y la floración. Gracias al intenso trabajo en obtener variedades particularmente resistentes, hemos conseguido crear formas perfectas que toleran períodos irregulares de luz y oscuridad. Al mismo tiempo, pueden completar su ciclo de vida sin ninguna consecuencia negativa. Como resultado de todo esto, son muy fáciles de cultivar y no requieren una atención específica.